28 DE ENERO

1887: Se pone la piedra inaugural de la Torre Eiffel. Diseñada por el ingeniero francés Alexandre-Gustáve Eiffel con motivo de la Exposición Universal de 1889 en París, organizada para conmemorar el centenario de la Revolución Francesa. En principio le ofreció el proyecto al Ayuntamiento de Barcelona, pero les pareció cara y que no encajaría en esa ciudad. En París, el recibimiento no fue del todo bueno, y la intención era desmontarla en 1900. Sin embargo, continuó en pie gracias a la ayuda que le dio al ejército francés, que allí instaló antenas y equipos de radio. Inaugurada el 31 de marzo de 1889, con 300 metros de altura, en la actualidad es el monumento que cobra entrada más visitado del mundo.

1958: Lego crea el juego de bloques plásticos para armar. Dinamarca es el lugar donde nacieron los bloques que traspasaron las generaciones y las fronteras, llegando a cientos de países del mundo y con varias imitaciones. Comenzaron siendo de madera, pero al generalizarse el uso del plástico se produjo el cambio. Tras convertirse en uno de los principales imperios jugueteros del mundo, a principios del siglo XXI la popularidad cayó, con la irrupción masiva de los videojuegos. Tras una importante reestructuración, la compañía logró salir a flote y mantener una marca histórica.

1958: Nace en Buenos Aires Guillermo Fernández, también conocido como Guillermito, cantante y compositor de tango que también incursionó en la balada y la comedia musical.

1960: Nace en Entre Ríos Mauricio Dayub, actor y director de teatro  que ​debutó en Buenos Aires en la obra  El primero de Ismael Horowitz y ganó el premio ACE  como revelación por su participación en las obras Compañero del alma y A lo loco.

1989: El transbordador espacial Challenger estalla poco después de su despegue. Con un primer vuelo realizado en 1983, completó 9 misiones antes de producirse una de las más impactantes imágenes vistas en televisión. A sólo 73 segundos de su lanzamiento, por un problema en las juntas, ya que a la sobrecompresión repetida durante el montaje se le sumaron las bajas temperaturas, éstas se abrieron, una columna de fuego comenzó a escapar y comenzó a quemar el tanque de combustible. así, tras convertirse en una bola de fuego, se desintegró. La cabina, con los siete tripulantes a bordo, emergió casi intacta, pero su caída desde una altura de 15.240 metros impactando contra el océano en sólo tres minutos, provocó su desintegración. Sin paracaídas ni equipos de eyección, la muerte de los siete tripulantes fue motivo de varias críticas hacia la NASA.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *