30 DE AGOSTO

DÍA INTERNACIONAL DE LAS VÍCTIMAS DE DESAPARICIONES FORZADAS, EL CUAL SE OBSERVA DESDE EL AÑO 2011.

DÍA DEL FERROCARRIL ARGENTINO, EN MEMORIA DE LA INAUGURACIÓN DE LA PRIMERA LÍNEA DE FERROCARRIL EN EL PAÍS, EL 30 DE AGOSTO DE 1857.

1797: Nace en Londres, Gran Bretaña, la escritora Mary Wollstonecraft Godwin, quien adoptará el apellido de su esposo, el poeta Percy Shelley, y pasará a la historia como Mary Shelley, autora del clásico de la literatura de terror “Frankenstein o el moderno Prometeo”.

1857: Realiza el primer viaje con pasajeros la primera formación ferroviaria de nuestro país a través del Ferrocarril Oeste de Buenos Aires, uniendo la ciudad de Buenos Aires con el entonces pueblo de San José de Flores.

1870: Fallece en Valparaíso, Chile, el coronel Román Antonio Deheza, militar de origen cordobés que participó en las campañas liberadoras de América bajo las órdenes de San Martín, Bolívar y Sucre. Posteriormente, se involucró en las luchas civiles argentinas por el bando unitario.

1888: Se inaugura la estación de ferrocarril de Firmat, provincia de Santa Fe. A raíz de este hecho, se toma la fecha como la de la fundación de la Ciudad.

1902: Nace en Buenos Aires el escritor, periodista y dramaturgo Leónidas Barletta. Integró el llamado grupo de “Boedo”, y fue uno de los fundadores del Teatro del Pueblo.

1903: Muere en Buenos Aires el abogado y político Vicente Fidel López, autor de una historia de la República Argentina en diez tomos. Polemizó con Bartolomé Mitre acerca de la tarea y la metodología que debía emplear un historiador en sus investigaciones.

1921: Muere en Buenos Aires Enrique del Valle Iberlucea, abogado, periodista, político y militante socialista que llegó a ocupar una banca en la Cámara de Senadores, siendo el primer senador socialista de América.

1980: “(…) un grupo de camiones volcadores procedió a descargar un contenido poco frecuente: un millón y medio de libros y fascículos publicados por el Centro Editor de América Latina, secuestrados por la Policía Federal de los depósitos de la editorial por orden del juez federal de La Plata, mayor retirado del Ejército De la Serna. Acto seguido las fuerzas policiales rociaron con nafta la pila y le prendieron fuego. Los libros amontonados ardieron durante horas antes de quedar reducidos a cenizas. Obras de grandes escritores del país y del mundo, colecciones de historia y de ciencias, libros de poesía y enciclopedias, en fin… gran parte del maravilloso fondo editorial del Centro Editor, bajo el sello de Eudeba, se hizo literalmente humo”. Con este texto, la Cámara Argentina del Libro recuerda la destrucción de las publicaciones del Centro Editor de América Latina durante la última dictadura cívicomilitar.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *