CON LOS PUEBLOS ORIGINARIOS EL GOBIERNO VIOLA LA CONSTITUCIÓN NACIONAL

El gobierno nacional está violando la Constitución Nacional y varias leyes vigentes en su embestida en contra de los pueblos originarios. En el marco de la desaparición de Santiago Maldonado en manos de la Gendarmería Nacional, la ministra de seguridad Patricia Bullrich aseguró que el Estado tomó una decisión política sobre este conflicto: No vamos a permitir una república autónoma y mapuche en el medio de la Argentina; esa es la lógica que están planteando, el desconocimiento del Estado argentino, la lógica anarquista” y que “nuestra decisión es total y absoluta de no permitir que en la Argentina se asiente un grupo que utilice la violencia como forma de acción”. Y en sus explicaciones al Senado de la Nación dijo: “Es un problema que tenemos los argentinos y tenemos que solucionar. Los argentinos y los mapuches“, remarcó. Por su parte, el periodista Jorge Lanata sostuvo en su programa de TV que la organización Resistencia Ancestral Mapuche (RAM) es una “guerrilla terrorista”.

En verdad, la protesta en la que participó el desaparecido Santiago Maldonado, de quien hace más de 20 días el Estado no da noticias, tiene como origen la solicitud de extradición del Lonko (líder) Facundo Jones Huala por parte del gobierno chileno, donde es criminalizado por su defensa territorial mapuche, y en la Argentina tiene el marco del histórico conflicto entre la multinacional Benetton y las comunidades mapuche-tehuelche de Chubut. Además, en el presente Huala está detenido, igual que el líder wichi Agustín Santillán en Formosa, y que Milagro Sala y sus compañeros en Jujuy.

Ante este ataque del gobierno argentino en contra de las comunidades originarias, se hace necesario recordar que los ancestros de esos pobladores llegaron al actual territorio argentino hace 12 mil años aproximadamente; y que en la Patagonia, la Cueva de las Manos, declarada patrimonio cultural de la Humanidad por la UNESCO, da cuenta de que la escena de cientos de manos y la caza de guanacos fue pintada hace unos 9 mil años cuando ni Argentina, ni Chile existían y los europeos no tenían ningún registro de estas tierras.

El año 1492 se convirtió en un hito porque simboliza el inicio de la expansión colonial europea y el comienzo de la resistencia de los pueblos americanos a los poderes que los sojuzgaban. Para dar una idea de la milenaria resistencia de los pobladores originarios digamos que en 1553 se produjo el levantamiento mapuche encabezado por Lautaro, nombre que luego tomó la Logia libertaria de José de San Martín en el Río de la Plata. En 1562 se produjo la guerra calchaquí en el actual noroeste argentino. En 1579 estalló la rebelión de tribus guaraníes encabezadas por Oberá. En 1598 se produjo otro levantamiento mapuche encabezado por Pelantaru. En 1632 ocurrió una revuelta general con participación de olongastas, capayanes, cacanos o diaguitas. Entre 1655 y 1656 otra vez se rebelaron los mapuches. En 1659 sucedió la rebelión calchaquí acaudillada por Pedro Bohórquez en el noroeste argentino. En 1723 nuevamente se levantaron los mapuches. En 1730 se produjo la insurrección popular de Oropesa, Cochabamba, liderada por el mestizo Calatayud. Entre 1742 y 1756 ocurrió la rebelión más prolongada de la colonia, en la selva amazónica central del Perú, liderada por Juan Santos Atahuallpa, que proponía la expulsión de los españoles y el retorno al Imperio de los Incas. Entre 1780 y 1781 se produjo la rebelión al norte del Potosí, en la región de Chayanta, liderada por el cacique aymara Tomás Katari y sus hermanos, Dámaso y Nicolás. A este levantamiento se sumó la gran insurrección en la zona del Cuzco, encabezada por el quechua José Gabriel Condoncarqui, coronado Inca como Túpac Amaru II, y su esposa Micaela Bastidas, que llegó hasta el actual territorio argentino en las provincias de Jujuy, Catamarca y Tucumán.

Como se ve es una larga historia de resistencia previa a que se conformaron los estados nacionales.

El 25 de Mayo de 1810 se constituyó la Primera Junta Patria. Si en la colonia los indígenas habían logrado mantener cierto pacto de reciprocidad y autonomía con la Corona (damos tributo y trabajo pero no afectan nuestra estructura comunal) las ideas ilustradas de ciudadanía implicaron un fuerte golpe para las estructuras indígenas.

La Constitución Nacional de 1853, en su artículo 67 inciso 15, estableció: “Proveer a la seguridad de las fronteras, conservar el trato pacífico con los indios y promover la conversión de ellos al catolicismo”. Para lograr la integración territorial se definieron estrategias para avanzar sobre las fronteras internas en la Patagonia y el Chaco, desalojando a los indígenas. Lo que en la historia se conoce como “Conquista del Desierto”.

Las tierras conquistadas fueron mensuradas, registradas y entregadas por el Estado. Se reservaron tierras para la fundación de pueblos y el establecimiento de los indígenas que se sometían voluntariamente. Se crearon reducciones y misiones religiosas. Otros indígenas fueron incorporados al ejército, enviados al norte como cosecheros y las mujeres y los niños se distribuyeron en Buenos Aires como criados. Al resto lo mataron.

La ideología de los sectores dominantes consideraba que la unidad nacional sólo podía lograrse mediante una sola cultura nacional, es decir, la extensión de la cultura de clase media, de inspiración europea, y la desaparición progresiva de las culturas indígenas que debían ser integrados a la cultura nacional, con la consecuente desaparición de la propia.

La Constitución de 1949 reformó el artículo de 1853 eliminando la obligación de conversión al catolicismo por considerarlo anacrónico, por cuanto no se pueden establecer distinciones raciales, ni de ninguna clase, entre los habitantes del país. Luego del golpe de 1955 se retornó al artículo original que se mantuvo hasta la reforma de 1994.

En 1985 se sancionó la Ley 23.302 de Política Indígena y Apoyo a las Comunidades Aborígenes; y la reforma de la Constitución Nacional de 1994 reconoció, en el artículo 75 inciso 17, “la preexistencia étnica y cultural de los pueblos indígenas” y garantizó “el derecho a su identidad, a una educación bilingüe e intercultural, a la posesión y propiedad de las tierras que tradicionalmente ocupan, a la personería jurídica de sus comunidades y a la participación en la gestión de sus recursos naturales y de todo otro tema que los afecte”.

La ley 26.160 de 2006 dispuso el freno de los desalojos y puso en marcha el Relevamiento Territorial de Comunidades Indígenas. Esa ley declaró “la emergencia en materia de posesión y propiedad de las tierras que tradicionalmente ocupan las comunidades indígenas originarias del país, cuya personería jurídica haya sido inscripta en el Registro Nacional de Comunidades Indígenas u organismo provincial competente o aquellas preexistentes”. La Ley de Educación Nacional de ese mismo año creó la modalidad de Educación Intercultural Bilingüe.

En el presente, los Pueblos Originarios se encuentran inscriptos en el Registro Nacional de Comunidades Indígenas (RENACI), sumando un total de 1.700 comunidades. Cada pueblo está organizado política y territorialmente de acuerdo a su propia cosmovisión y están representados en el Consejo de Participación Indígena integrado por 128 delegados elegidos por las mismas comunidades de Atacamas, Lules, Lules-Vilelas, Ocloyas, Omaguacas, Quechuas, Sanavirones, Tapietes, Tastiles, Tilianes, Tonokotés, Vilelas, Charrúas, Chanés, Chulupis, Nivacles, Chorotes, Guaraníes, Guaycurúes, Logus, Mbyá Guaraníes, Ava Guaraníes, Moqoit (Mocovíes), Pilagás, Qoms, Wichis, Huarpes, Mapuches, Mapuches-Tehuelches, Ranqueles, Selk´Nam y Tehuelches.

Mal que les pese a las autoridades, estos pueblos existen igual que Santiago Maldonado, y no pueden ni deben desaparecer.

Fuentes:

Texto de la Sala Pueblos Originarios. Museo Histórico Nacional (MHN) y el Instituto Nacional de Antropología y Pensamiento Latinoamericano (INAPL). 2014.

http://www.infobae.com/politica/2017/08/08/patricia-bullrich-de-ninguna-manera-vamos-a-permitir-una-republica-mapuche-en-medio-de-la-argentina/

http://www.eldestapeweb.com/el-repudiable-comentario-bullrich-hablo-argentinos-y-mapuches-n32219

http://www.resumenlatinoamericano.org/2017/08/07/las-mentiras-de-lanata-sobre-el-supuesto-terrorismo-mapuche/

2 thoughts on “CON LOS PUEBLOS ORIGINARIOS EL GOBIERNO VIOLA LA CONSTITUCIÓN NACIONAL

  • 23 agosto, 2017 at 8:33 am
    Permalink

    Ley 23.302 del 1985 si no me equivoco aclaren fue presentada por el ex Presidente Radical Della Rua, ahora socios del PRO. el tipo se las pillaba en un Congreso sobre Pueblos Originarios que hubo en esa época en Bs As respecto a su autoría y ahora se guarda en el interior de si mismo.
    Los hermanos nativos de estas tierras, son nuestros hermanos, se lo merecen por tener el sello de ser los primeros pobladores de esta América, quizás descendientes de los que se atrevieron a cruzar por el estrecho de Bering en la etapa de Glaciarismo del Cuaternario. Me gustan mucho tus investigaciones, aprendo o refresco conocimientos que se me van olvidando de cuando estudié allá lejos en la Facultad. Lo comparto y gracias Araceli

    Reply
    • 31 agosto, 2017 at 12:03 am
      Permalink

      Muchas gracias. Abrazo

      Reply

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *