EL GOBIERNO QUIERE PAGAR LA DEUDA QUE TOMÓ CON LA PLATA DE LOS JUBILADOS

La Reforma Previsional que el gobierno nacional pretende sea votada por la Cámara de Diputados responde al pié de la letra a las recomendaciones del Fondo Monetario Internacional (FMI) que, después del monitoreo del año pasado, recomendó modificar la fórmula de indexación de las jubilaciones dispuesta por la Ley de Movilidad Jubilatoria. Esta ley, aprobada el 1° de octubre de 2008, dispuso que los aumentos ya no dependieran de la voluntad de un gobierno, sino que en forma automática – en marzo y en septiembre- fueran incrementadas teniendo en cuenta los aumentos salariales y la recaudación de la ANSES. Desde entonces las jubilaciones siempre superaron la inflación determinada por el INDEC y también por las consultoras privadas.

Ahora el gobierno propone regular los aumentos de acuerdo a la variación del índice de costo de vida porque, según el FMI, los incrementos serán menores logrando un “importante ahorro previsional”. También el organismo recomendó reducir progresivamente la relación entre la jubilación mínima y sueldo promedio, de un 75% al 45% porque esto “redundará en un ahorro del 10% del PBI”. Por último aconsejó un aumento gradual de la edad jubilatoria de las mujeres de 60 a 65 años en los próximos 10 años.

El gobierno asegura que con esta reforma “ahorrará” unos 100 mil millones de pesos lo que permitirá reducir el déficit fiscal. Lo que las autoridades no dicen es que el déficit fiscal aumenta por el pago de los intereses de la deuda que se tomó en estos dos años. Según el Informe de Ejecución Presupuestaria de ASAP (Asociación Argentina de Presupuesto), los intereses de la deuda ocupan el 58% del rojo fiscal total. Es decir, que el problema no son los jubilados, ni los pensionados, ni los beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo (AUH) que si se aprueba esta reforma una jubilación de 10.000 pesos, en marzo próximo en vez de aumentar 1.450 pesos más , recibirá apenas $570. Y la AUH que hoy es de 1.412 pesos y que en marzo debería convertirse en 1.616,75 pesos, llegará a nada más que 1.492,50 pesos.

Hace exactamente 44 años, el 13 de diciembre de 1973 , Juan D. Perón, el creador de la previsión social en la Argentina, en un discurso pronunciado ante la CGT explicó con mucha claridad cómo diseñaron el sistema que fue exitoso, y también cómo después el gobierno de facto que lo derrocó apeló a esos fondos para pagar otros gastos, igual a lo que hoy pretende hacer el gobierno actual.

En su discurso, Perón sostuvo: “En 1943, cuando nosotros comenzamos a trabajar en la Previsión social en todos sus aspectos, el país estaba totalmente sin ninguna previsión social. Hace 30 años por primera vez en la República se habló de previsión social”.

Después agregó: “No fue fácil. Trabajamos diez años duro para organizar todo esto. No quisimos hacer un sistema previsional estatal, porque yo conocía y he visto ya en muchas partes que estos servicios no suelen ser ni eficientes ni seguros. Preferimos hacerlos administrados y manejados por las propias fuerzas que habían de utilizarlos, dejándolo al estado libre de una obligación que siempre mal cumple. Es así que nosotros organizamos cajas que se manejaban, se dirigían solas, por sí, se financiaban y se mantenían. Llegamos a crear un Instituto de Reaseguro para esas cajas donde un fondo común debía auxiliar a una y otra caja. Jamás tuvimos el más mínimo inconveniente y las cajas se capitalizaron de una manera extraordinaria, y ningún jubilado tuvo jamás que quejarse porque le liquidaran tarde, mal o nunca como suele suceder”.

Por último, explicó el saqueo: “¿Qué pasó después? En 1956, el Estado acuciado quizás por la necesidad echó mano a los capitales acumulados por las cajas, es decir, se apropió de eso. Para mi eso es simplemente un robo, porque no era plata del Estado esa, era plata de la gente que había formado esas sociedades y esas organizaciones. Claro que lo descapitalizaron, he visto un decreto secreto por el cual se sacaron sesenta y cinco mil millones para auxiliar a otro que no tenía nada que ver con las cajas jubilaciones y pensiones que nosotros habíamos creado. Cualquiera que fuera el arreglo que se hiciera, esto no tenía arreglo. ¿Qué pasaba? Es que habían defalcado a las cajas, las habían asaltado. Y las cajas, como todas las organizaciones económicas y financieras tienen su límite. El límite está indicado por su capital, una vez que le han sacado el capital es inútil que se busque encontrarle soluciones de otra manera. Y el Estado tuvo que hacerse cargo de todas las prestaciones. Indudablemente que el Estado fue también impotente para poder servir la enorme cantidad de prestaciones. Las sirvió mal, tarde, y, en fin, con déficit, en perjuicio de los pobres jubilados”.

Fuentes:

http://www.ambito.com/873112-el-cambio-en-jubilaciones-una-de-las-recomendaciones-del-fmi

http://www.iprofesional.com/notas/260049-crecimiento-presupuesto-seguridad-social-ajuste-asignaciones-jubilaciones-reforma-previsional-otros-La-reforma-previsional-marcada-por-la-intencion-de-ahorro-fiscal

https://www.clarin.com/economia/economia/meses-pago-intereses-deficit-fiscal-aumento-145_0_SyPwX0LsZ.html

  • Perón, Juan D. Discursos completos 1973-1974. Tomo II. Editorial Megafón. Bs. As. 1988.

One thought on “EL GOBIERNO QUIERE PAGAR LA DEUDA QUE TOMÓ CON LA PLATA DE LOS JUBILADOS

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *