JULIETA LANTERI, UNA PIONERA EN LA LUCHA DE GÉNERO

El 25 de febrero de 1932  falleció la doctora Julieta Lanteri Renshaw, militante feminista, la primera mujer que votó en comicios generales en Argentina y América Latina, y promotora del Primer Congreso Feminista Internacional celebrado en Buenos Aires durante el Centenario de la Revolución de Mayo.

Entre las luchadoras anarquistas, socialistas, radicales y librepensadoras,   Julieta Lanteri se destacó particularmente por la originalidad  que adoptó para la contienda. Una mañana de 1919, la ciudad de Buenos Aires despertó empapelada con un extraño afiche. Tenía la foto de una mujer y debajo la leyenda: “En el Parlamento una banca me espera, llevadme a ella”. Firmaba la convocatoria el Partido Feminista Nacional.

La idea había sido de la doctora Julieta Lanteri Renshaw quien, con el argumento de que la ley prohibía a las mujeres votar pero nada decía acerca de ser elegidas, se presentó como candidata a diputada nacional en las elecciones generales, cuando todavía faltaban 28 años para que la ley consagrara los derechos políticos femeninos en 1947.

Una vez recibida de médica y por sugerencia de uno de sus profesores, Julieta pidió la adscripción a la cátedra de Enfermedades Mentales, pero se la negaron porque no era argentina. Fue entonces, cuando comenzó su lucha: le exigían obtener la carta de ciudadanía cuando, en verdad, ese documento otorgaba derechos políticos que ni ella ni ninguna mujer podían ejercer.

A partir de ese momento y durante toda su vida, Julieta Lanteri se dedicó a demostrar por el absurdo, la exclusión que las leyes hacían de las mujeres, es decir, de la mitad de la población del país.

En 1910, durante los festejos del Centenario de la Revolución de Mayo, fue la promotora del Primer Congreso Feminista Internacional celebrado en Buenos Aires. Julieta fue la secretaria de ese evento y además presentó una ponencia sobre la prostitución femenina en la que, con mucha claridad, señaló a los varones como responsables  del uso y de la especulación con el comercio del sexo.  

Cuando en 1911 logró la ciudadanía argentina, aprovechó una ley de la ciudad de Buenos Aires que disponía que el padrón debía renovarse cada cuatro años. La  norma establecía que “las comisiones empadronadoras inscribirán en el registro a: los ciudadanos mayores de edad que sepan leer y escribir, que se presenten personalmente a solicitar la inscripción y que hayan pagado en el año impuestos municipales por valor de cien pesos como mínimo, o ejerzan alguna profesión liberal dentro del municipio y se hallen domiciliados en él desde un año antes del día de la inscripción”.

Como cumplía con todos los requisitos, portando su carta de ciudadanía,  pidió ser inscripta en el padrón. Fue así que el 26 de noviembre de 1911 emitió su voto en el atrio de la iglesia de San Juan,  convirtiéndose en la primera mujer que logró votar en Argentina y en América Latina.

En las vísperas de las elecciones del 23 de marzo de 1919, Julieta Lanteri solicitó ser incluida en el padrón nacional, pero fue rechazada. Decidió, entonces,  emprender una nueva etapa en su lucha. Fundó el Partido Feminista Nacional y se presentó como candidata a diputada. De esta manera, se transformó también en la primera mujer en ingresar en la contienda política, ámbito hasta entonces reservado sólo para la población masculina.

La doctora Lanteri se presentó como candidata en elecciones nacionales en seis oportunidades. La última vez fue en los comicios del 2 de marzo de 1930. Tenía muy claro que no accedería a una banca, pero promovió el debate y la polémica en torno al derecho al voto negado a las mujeres.

En plena actividad, y cuando su labor era conocida en distintos puntos del país y del mundo, un extraño accidente puso fin a su lucha. En la tarde del 23 de febrero de 1932 fue atropellada por un automóvil, en la esquina de Diagonal Norte y Suipacha, lo que le produjo la muerte dos días más tarde.

Faltaban pocos días para que Julieta Lanteri cumpliera cincuenta y nueve años, y había invertido toda su vida para conseguir un sueño que las mujeres argentinas hicieron realidad en 1947, cuando la  ley 13.010 les otorgó los derechos políticos, de la mano de Eva Perón.

 

Fuente:

Bellotta, Araceli. Julieta Lanteri, la pasión de una mujer. Ediciones B. Bs. As. 2012.

One thought on “JULIETA LANTERI, UNA PIONERA EN LA LUCHA DE GÉNERO

  • 28 febrero, 2017 at 11:27 pm
    Permalink

    Estimada Araceli,

    La universidad Nacional Arturo Jauretche tiene su campus en un punto donde confluyen Florencio Varela, Berazategui y Quilmes. En el campus hay varios edificios. , cada uno con un nombre que lo identifica. Pues bien, uno de ellos se denomina Julieta Langieri, como un reconocimiento a quien tanto lucho porque se dignificará la condición femenina.

    Quedo a tu disposición.

    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *